25.6.12

Quiero ser un cactus.

No se si es la calor que hace hoy o el estar resfriada pero estoy que no estoy.
Te hablan pero no escuchas, hablas pero no sabes que dices, miras pero no ves nada.
No soy persona. 


Cuando pasan los años menos me gusta ser persona. Yo quiero ser un cactus.
Ser persona implica mucho sufrimiento, sobretodo emocional. Lo malo es que ese cansancio psicológico acaba pasando factura al físico.
Maltratamos a nuestro cuerpo toda la vida. 
No me gusta ser persona porque no me gusta sufrir ni ver sufrir a los demás.
Llamadme soñadora o infantil pero yo quiero que todo el mundo sea feliz, que nadie nos utilice, que no nos hagan daño, que nadie necesite burlarse de los demás para sentirse mejor con si mismo.


Ser un cactus tiene que estar bien.
No piensas, no tienes sentimientos, no te pueden hacer daño porque tienes espinas que te protegen y con un poco de agua, sales minerales y la luz del sol ya vives feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario